Skip to content
Sin Bandera

Sin Bandera

EN SUS PROPIAS PALABRAS

Sin Bandera, es la asociación de dos talentos que han dejado su marca en la escena musical latina, con un estilo distintivo en los ámbitos del pop y las baladas románticas. Después de una pausa de siete años en los que Noel Schajris y Leonel García abrazaron una exitosa carrera solista en la que se fortalecieron tanto lírica como musicalmente, los cantautores decidieron retomar su sociedad para volver a integrar Sin Bandera.

¿Cómo empezó todo?

LOS ORÍGENES

Noel Schajris, nació el 19 de julio de 1974 en el Barrio de Flores de Buenos Aires, Argentina. Leonel García vio la primera luz el 27 de enero de 1975 en el Distrito Federal. La relación de ambos con la música fue orgánica en su infancia y, a temprana edad, se percataron de su inclinación hacia este arte. Noel recuerda: “Cantar para mí siempre fue natural, cantar siempre, era como respirar. Mis padres me cuentan que era ´una radio con patitas´ y, según ellos era afinado. A los trece años, tuve la decisión consciente de dedicarme a la música. Fue cuando mi abuela me regala mi primer piano. Ella tuvo que hacer un enorme esfuerzo para comprarlo. Tengo la imagen de irlo a buscar en la Avenida Callao de Buenos Aires. Eso determinó mi vida”.

Por su parte, Leonel comenta al respecto: “En mi casa siempre se cantaba. Mis padres cantaban a dueto. Les gustaba sacar las canciones de lo que estaban oyendo en ese momento en español, en inglés. Las tardes de los fines de semana se organizaban reuniones familiares. Mi hermano y yo cantábamos con nuestros padres. Para mí la música siempre representa a la familia, era como el elemento que nos unía, a pesar de nuestros temperamentos explosivos. En la escuela empecé a cantar y me di cuenta de que tenía cabida en los grupos y facilidad para hacerlo. Empiezas a pisar espacios pequeñitos, escolares y comienzas a sentir esta emoción y de conexión con algunas personas. Posteriormente, en la preparatoria hacen un concurso, me inscribo y tengo la fortuna de ganar en ese teatro donde recibo el primer aval de gente extraña. Ahí me doy cuenta que esto es lo que quiero hacer toda mi vida”.